Lo llaman política

Posts Tagged ‘urbanismo

**ACTUALIZACIÓN: Mirad lo que publicaba ARCA hace un par de días. Toda una declaración de intenciones… y de realismo. 

Siempre lo he dicho, José María Mazón es una mina a la hora de hacer declaraciones. Hoy ha comparecido para hablar de como va eso de salir del embolao de las sentencias de derribo. Sí, esas más de 500 viviendas a derribar y que a modo de peonza (un instrumento lúdico muy de moda últimamente) dan vueltas sobre si mismas día tras día, mes tras mes, año tras año… década tras década (algunas sentencias son de cuando el cambio de milenio).

Mazón consideró que en Arca “son realistas” y pueden tener una visión de las cosas “más amplia que la estrictamente medioambientalista”, por lo que en algunos casos podrían tener “algo de flexibilidad”. “Tenemos que ser realistas y, a veces, los daños que se pueden producir son mayores que las soluciones”.

Pero como se puede tener tanto morro, por Dios y por la Virgen de Valvanuz. ¿Realistas? Señor Mazón, ser realista es denunciar algo que va contra la ley, ganar en los tribunales y pedir que se ejecute lo sentenciado. Eso sí es ser realista.

Lo que no es realista es haber suscrito una vergonzosa declaración unánime en el Parlamento en la que se comprometían a comprometerse con los compromisos comprometidos no se sabe muy bien con quien y para qué… y que encima, a fecha de hoy, ni siquiera la han cumplido.

Déjense de como legalizar esta o aquella casa y dedíquense a indemnizar a los afectados, y a tirar las casas, tal y como les dicen los tribunales. Que sí, que ya sé que lo tienen que tirar los ayuntamientos, administraciones irresponsables en el pasado que con esta gracia han hipotecado su futuro. Arréglense ustedes, echenlé voluntad politica, y por favor, dejen de poner a los ecologistas en el disparadero.

Que alguien me lo explique, que no lo entiendo.

Anuncios

Puedes leer la primera parte aquí.

Iba a titularlo ¿Politica es igual a contradicciones? Pero me acordé de que en su momento ya comenté algo del engendro político que se ha perpetrado en Castro Urdiales. En su momento llamaban la atención muchas cosas. El requiebro de Muguruza cuando parecía que estaba más que amortizado para la política, la capacidad para agitar la vida política del municipio de su ex-alcalde, Díaz Helguera, y desde luego, el suicidio político del PP, que se metía en camisa de once varas para sacar adelante un razonamiento que solo pueden entender las neuronas de Nacho Diego (como no me dejan ser Presidente Regional apoyo a un tránsfuga en Castro).

Cuando en su momento el PSOE prescindió de todos sus representantes municipales en Castro Urdiales (los ahora denunciantes), se puso más el acento en los tejemanejes de Martín Berriolope & compañía, que en el órdago que suponía empezar de cero para hacer las cosas bien. Ahora se ve lo acertado de esa decisión, y por mucho que se complique este tema judicialmente, el PSOE saldrá airoso. Y será por una cuestión capital: haber renunciado a gobernar cautivo, desarmado y chantajeado.

En el PRC que se preparen. Hoy en El Mundo editorializan sobre las contradicciones de Revilla, que igual te pone la mano en el fuego que llama a los bomberos. No tiene término medio, y ser un bocazas le deja más de una vez y más de dos en evidencia. Aunque los implicados o ya no están o fueron sacados a patadas del PRC(caso Muguruza), todos ellos son el fiel reflejo de las formas que tienen en este partido de hacer listas… “cómo sea”.

Y no olvidemos que de momento lo que se juzga es una obrilla de ná, pero también que se han encontrado “otras cosas”, y si esas cosas son gordas, en términos urbanísticos hablo de cuestiones que hayan llegado a la antigua CRU (Comisión Regional de Urbanismo) hoy CROTU (Comisión Regional de Ordenación del Territorio y Urbanismo), ahí también puede crecer la bola de nieve a base de bien, y llevarse por delante a gente del PRC… que desde tiempos inmemoriales (1995) es quien controla ese órgano.

En el PP, pues tampoco lo tienen demasiado bien. De momento han sacado el ventilador y quieren meter en la ecuación al PSOE, pero se olvidan de que los hechos de momento analizados datan de 2006, cuando gobernaba el esperpéntico tripartito PP-PRC-IU. Vamos, que van a pillar fijo. Si la cosa va más atrás pillará a mucho ex-PSOE, y a socialistas de segunda fila… pero sin olvidar que desde 2003, el PSOE no gobierna en Castro Urdiales.

El caso de Rufino Díaz Helguera, es de traca, una auténtica mascletá. Es el denunciante de los que ahora son sus socios, Berlanguiano total, para frotarse los ojos y pedir un control de alcoholemia. De momento no abre la boca sobre el tema, pero… ¿qué puede decir? Lo primero será ratificar lo que denunciaron él y los otros desheredados del PSOE. Luego la justicia dirá.

Aviso para navegantes, no estoy haciendo un juicio paralelo ni mucho menos. He esperado a que los partidos hablaran(pincha aquí, aquí y aquí, para conocer sus valoraciones), para así poder comprobar la calaña de cada uno, y en algunos casos, el cuajo que tienen para seguir huyendo hacia adelante.

De Muguruza no hablo, se descalifica él sólo perfectamente.

Aunque el enlace es de Cantabria Confidencial, el tema está en todas las redacciones. La justicia va a por Muguruza. Pincha aquí para más información.

Es posiblemente el precio que tiene que pagar por ir por libre, sin el respaldo de un gran partido, sin la anuencia de quienes cortan el bacalao por estos lares. No es que me dé pena, pero me llama poderosamente la atención como van a por el más pringao. En fin, doctores tiene la Iglesia.

 **Estos pobres de ARCA van y se atrincheran en una zona litoral superprotegida POL-la ley que te cagas. Se les va a caer el pelo.**

 

No voy a hablar de ETA, aunque sí de terrorismo. No del terrorismo de las bombas, los tiros en la nuca, la violencia callejera o la extorsión. No, de eso paso, que bastantes “analistas y analistos” le dedican horas y horas a la materia, sin encontrar solución alguna que no sea hacer acopio de munición (qué ironía) para disparar al contrario.

Mañana vuelvo a mis ocupaciones habituales, tras unas vacaciones pasadas por agua, frío, nieve, viento, y granizo. Que conste que estoy encantado, porque al menos este verano, tendremos agua. Y seguimos sin tener claras algunas cosas básicas.

En estos días de asueto y sobredosis de tumbing, he vuelto a asistir al bochornoso debate del “mal urbanismo”, por no llamarlo terrorismo inmobiliario. Una vez más, los culpables son un grupo de irreductibles ecologistas cuya única poción mágica es la ley, que fíjate tú, les suele dar la razón las más de las veces.

Una organización que básicamente va con una mano detrás de la otra a los sitios, sin grandes empresas (inmobiliarias por ejemplo) detrás de ellos para apoquinar cuando haga falta. Es tal su carencia de medios, que deben elegir muy cuidadosamente lo que hacen y cómo lo hacen, porque perder uno de sus pleitos es una auténtica ruina.

Y sin embargo, ahí siguen. Y siguen, porque se creen la ley, se creen el cuento ese del medio ambiente, y sobre todo, creen que algún día la sociedad se lo agradecerá. Yo no lo creo, y menos con una clase política que se pone de perfil cuando toca hablar de urbanismo. Una caterva de irresponsables que no entran al meollo de la cuestión porque todos tienen alguna cosa que meter debajo de la alfombra, todos tienen algún amiguete, o amigote, que saldría perdiendo en el envite, y porque, qué coño, que apechuguen otros, los que vengan después, que de momento las arcas siguen llenas para otros dispendios más gratificantes que hacer cumplir la ley.

El debate gira entorno a la inquina que tienen los ecologistas a unos pobres seres humanos que un día compraron una casa en el penúltimo atentado urbanístico de la región, el PUTO Cuco. De manera más fina y diplomática lo ha tratado recientemente uno de mis últimos descubrimientos en la blogosfera. Lo que era el Cuco, y lo que “ya no es”, porque no existe, porque ha desaparecido.

El tratamiento informativo siempre es el mismo, las víctimas son los compradores, los ecologistas… algo quieren, algo buscan, seguro que vienen con segundas, y tanto la clase política como la FADESA de turno, hablan de no sé qué soluciones.

Pero si es muy fácil. Las dos administraciones públicas implicadas (aunque en el caso del Gobierno de manera “interruptus”) que apoquinen. La constructora que se la envaine, y a los ecologistas, a ver si alguien da el primer paso, una medallita de oro, y pronto, porque como sigamos mirándonos al ombligo igual acaba siendo un corazón púrpura (con distintivo rojo que decimos por estos lares).

Y al legislador, o a quien corresponda, un pellizco para que haya cárcel si alguien se dedica a hacer en el planeamiento urbanístico animaladas de este tipo. Sí o sí.


Archivos

Flickr Photos

Top Clicks

  • Ninguna

Blog Stats

  • 44,561 hits