Lo llaman política

Posts Tagged ‘Martín Berriolope

Plano fijo: Miguel Ángel Revilla, dos horas y cincuenta minutos hablando. Nos vamos a poner a la cabeza de las regiones españolas más avanzadas, antes era de España en general. La cosa mejora.

Sesión de la tarde: Interviene el PRC (estamos de acuerdo con todo). Interviene el PSOE (nosotros también, todos y todas, miembros y miembras). Interviene el PP (somos la oposición y aquí no hay más que hablar, somos la oposición y aquí no hay más que hablar…)

20:00 – SMS de Rafael de la Sierra a Revilla: “Dile que sí a todo a Diego, que tenemos que ir a ver el partido”.

20:01 – SMS de Kiko a Ignacio Diego: “Ofrecele consenso a Revilla y que le den, que llegamos tarde a ver el partido”.

20:45 – SMS de Berriolope a Lola: “Yo me hubiera quedado debatiendo. Esto, desde que no existe la URSS ya no es lo mismo, así que animaré a España”.

VAMOS ESPAÑA

VIVA LA ROJA

PODEMOS…

Y SI NO GANAMOS… QUE NO GANEN LOS ALEMANES JOLINES.

Competición de chascarrillos en el Pleno del Parlamento, y eso que estaban presentes los alumnos de 2º de la Facultad de Derecho…

Empezó la sesión con una de esas propuestas desternillantes del PP pidiendo pactos a base de insultos, descalificaciones y sombras de sospecha sobre los altos cargos. No estoy diciendo que no haya sombra de duda sobre la gestión del gerente del SCS, pero lo que sí es cierto es que si sacamos de su propuesta esa parte, el resto creo que era asumible por PRC y PSOE.

A cambio, un debate sobre la futura ley de altos cargos del gobierno, recuerdos a que el PP apoya un tránsfuga en Castro Urdiales, y desde el PSOE, petición de ir al juzgado cuando se crea que alguien del Gobierno incurre en ilegalidades.

Después de ello, una propuesta más que asumible y que sin embargo no sólo siguió el mismo camino que la anterior, sino que desembocó en la fallida ridiculización de Cristina Mazas. La diputada popular pedía un plan para bajar la inflación (no inflacción, señor Berriolope) y lo que obtuvo fueron chanzas y ocurrencias de Berriolope y de Pérez Tezanos.

Con mucho temple, la Mazas les devolvió el desplante dejando claro las lagunas de ambos en cuestiones económicas, recordando que lo mismo pedía Agudo cuando hacía congresos en un autobús, y que Cataluña está en un plan similar. Empate a uno.

Turno para que saliera Ignacio Diego a cantarle las cuarenta a Revilla. Lo que le cantó fueron cuarenta preguntas (alguna menos) aunque por escrito solo planteó una. Revilla, respondió a lo escrito pero también hizo otras dos cosas.

Por un lado acusó al PP de querer que pierda el Racing, que llueva en Cantabria o que no abra GFB, vamos, el mal para Cantabria, y de paso, se puso a disposición del detector de mentiras.

A Diego se la puso a huevo: “si usted se somete al detector de mentiras lo revienta”, y de paso, “ni se le ocurra pensar que nosotros somos tan malas personas”. Esta se la apunto a Nacho, que además dejó a Revilla sin tiempo para rebatirle… y no es la primera vez.

Finalmente, el PP ha preguntado por qué Del Olmo mintió en el Pleno del día 14. Lo que en principio empezó como una diferencia de criterio sobre lo que es mentir o no, con Del Olmo afirmando, textual, que rechazaba de forma unánime lo de haber mentido (unánime consigo mismo será), acabó con dudas sobre su pasado, los despidos en la autoridad portuaria… y todas esas cosas que denunciaba Tomasín en el Cántabro Perplejo.

Del Olmo, que jugó mejor con los tiempos, tuvo tiempo de afearle su conducta a la diputada popular, María Antonia Cortabitarte, que de todas formas dejó en el aire una serie de dudas sobre el contenido de un CD que les facilitó el propio Del Olmo sobre el PSIR de Marina de Cudeyo, y que no contenía lo que habían pedido… sino otras cosas. ¿A qué documentos se refiere la diputada? ¿Qué fotos?

A ver si encima vamos a tener que sacar ahora una versión cántabra de Interviú con posados y robados… lo que nos faltaba.

P.D.: Ilde planteó también un pregunta sobre cosas de la cuenca del Besaya, pero como no me quedé a escucharlo, pues no sé como fue el debate… aunque me lo imagino.

No me extraña que algún fracasado en el derecho se haya pasado al periodismo, obviando la carrera y la calle, optando directamente a escribir columnas. No me extraña porque es bastante más edificante que chuparte dos horas y media de comisión parlamentaria con Javier Del Olmo, que como poco es una experiencia infumable (ya amenaza con otra comparecencia después del 6 de mayo).

El caso Suyesa y el Tocoyeso frente al peligro estructural que supone en si mismo el PP y su forma de hacer política. Hoy se han tirado con todo en la sala de comisiones, con Del Olmo de protagonista, que aparte de confirmar algún que otro titular y admitir alguna que otra acusación del PP, se ha dedicado a castigarnos con la historia de la otrora SUYESA hoy GFB, primero en Reinosa, ahora en Marina de Cudeyo.

Machaconamente nos ha recordado de palabra y en la pantallaza de plasma, que Sieso se hizo la foto, y que mintió, al igual que hizo Pedro Nalda, sobre las posibilidades de Suyesa en Reinosa. Claro, era época electoral, y ya se sabe que en esas circunstancias, los políticos pueden prometer y prometen.

Martin Berriolope ha caído en la demagogia de calificar al PP como el mayor obstáculo para que las empresas se instalen en la región. Digo demagogia porque si bien es cierto que a través de “su consejero mediático” (el término no es mío) tocan las narices más que hace unos meses, tampoco es menos cierto que cuando no hay materia no se critica. Ahí tienes Haulotte, que casi sin meter ruido, funciona y nadie ha criticado (sería de locos) su instalación en nuestra región.

Pérez Tezanos, que siempre le da un aire diferente a los esperados argumentos de apoyo al socio de gobierno, ha deslizado aquello de que “si meten tanto ruido igual es que tienen algo que ocultar”. Una liebre que no ha seguido nadie, y que no sé si salió a colación como figura retórica, o es que hay algo que él sabe y no cuenta, o quizás, que lo saben todos, pero no conviene sacarlo a colación precisamente ahora.

La diputada popular, María Antonia Cortabitarte, estuvo contundente. Quizás se le pudo ir la mano en ciertas aseveraciones, pero dejó en evidencia a Del Olmo en varias cuestiones, algunas incluso admitidas por él como la falta de confianza en el socio mayoritario, o el hecho de que no se hiciera el peritaje de la maquinaria en tiempo y forma.

Tras escuchar a Del Olmo sigo sin tener claro si GFB será realidad algún día o no, así que de plazos mejor ni hablamos. Sí tengo claro que si me toca volver a una comisión en la que él comparezca me sentiré como una perdiz torturada, vilmente, con una historia en la que al final no sabes a quien creer.


Archivos

Flickr Photos

Top Clicks

  • Ninguna

Blog Stats

  • 44,547 hits