Lo llaman política

Posts Tagged ‘La Remonta

En política todo vale, o al menos eso es lo que parece cuando vemos a nuestros representantes públicos embarrarse el traje en disputas estériles, que poco importan a los ciudadanos, sin ser capaces de poner una raya que nadie se atreva a superar.

Tampoco es fácil ponerle fecha al origen de nuestros males, ya que Hormaechea es un buen referente, pero no lo es menos, y sé que habrá muchos a quienes no les guste lo que voy a decir, que Revilla fuera Presidente siendo el partido menos votado hace cinco años.

¿Debería haberlo sido Gorostiaga? Si Sieso no tenía los apoyos suficientes, sí. La otra alternativa, la que finalmente se eligió, arrastra muchos de los lodos en los que se está enfangando nuestra clase política y ha sido, y es, la coartada elegida por el PP para permitir que un tránsfuga de libro, desde luego que sí, sea alcalde de Castro Urdiales.

Es vergonzoso todo, entre otras cosas que el PP haya elegido ese camino para afear la conducta de la coalición gobernante en la región, que ahora sí, gobierna con mayor respeto al veredicto de las urnas.

De Muguruza poco hay que decir, era un cadáver político al final de la anterior legislatura, y ahora, cual zombi, arrastra en su inmundicia a todo aquel que le mantiene un día más en la alcaldía de Castro.

Pero claro, todo puede ir a peor, y si en la ecuación metes a Javi “Mis Cojones”, más conocido como el Consejero de Industria y un montón de cosas más, se puede caer aún más bajo. Del Olmo nunca pierde la oportunidad de hacer el macarra, y en esta ocasión, aprovechando que estamos en Semana Santa, lo ha vuelto a hacer.

Presenta nuevas rutas entre Castro Urdiales y Bilbao, y no invita a nadie del ayuntamiento castreño. ¿A nadie? Bueno, a alguien sí, a la portavoz de la oposición, del PSOE para más señas. Haciendo gala de todo el sectarismo imaginable, con sus gotitas de electoralismo post-electoral, Del Olmo ha conseguido lo que se proponía, quedar a la altura de aquel a quien pretende dejar a los pies de los caballos.

Que le incomoda el alcalde de Castro no es una novedad. Le incomoda a él y a cualquier demócrata, pero como ayer afirmaba Mediavilla, el alcalde es ese. Tránsfuga, pero alcalde al fin y al cabo. Muy hábil, por cierto, su afirmación de que como no estaba tampoco el alcalde de Bilbao, pues es que no había alcalde invitados al acto, y punto pelota.

En otra vertiente de la mediocridad se pueden situar las cajas destempladas con las que se reciben en el Ayuntamiento de Santander cualquiera de las propuestas y opiniones de la oposición. La última sobre La Remonta, y eso que dice el regionalista Francisco Sierra de pelillos a la mar.

Aquí encontramos por un lado la actitud macarra de poner la bota en la boca del concejal opositor, muy típica de la anterior corporación, y por otro las consecuencias de un desliz de la candidata Salgado, que, una vez más, nos trae estos lodos.

De dos proyectos preseleccionados hemos pasado a toda una conspiración, con aparición estelar de la familia Pesquera, que ahora se encuentra pendiente de una interesante reunión en Madrid, con el Ministerio de Defensa en medio del fuego cruzado, y un concurso del que se quiere dar la patada al proyecto amigo de una de las partes en litigio (o de dos de las tres partes, que aquí se conoce todo el mundo).

Las palabras de Francisco Sierra creo que buscaban únicamente que la cosa no se retrase más, pero la hipersensibilidad de un equipo de gobierno con mayoría absoluta, no tiene límites. Cualquier día de estos El Chiquillo se deja bigote.

A estas alturas del partido es prácticamente imposible distinguir entre fantasía y realidad, con toda nuestra clase política lanzada a una carrera que te lleva a La Moncloa, o a la crisis.

Puede que sea uno de los beneficios del cambio de legislatura, que se dejarán ciertos temas recurrentes que han enfangado la lucha política, y al menos uno de los grandes partidos deberá hacer reformas internas para replantearse su estrategia.

De eso se trata, si es válida la huida hacia delante de Zapatero en determinados consensos, o si por el contrario hay que quedarse con las orejeras de Rajoy en diversos disensos.

Aquí mientras tanto nos movemos entre los orgasmos de Zerolo, con Zapatero, pero también con Revilla, que se apunta a cualquier bombardeo socialista… menos con Blanco, don Jaime, que en cada campaña electoral tiene siempre “la frase” que marca los siguientes cuatro años.

En 2004 fueron las ¡¡¡5.000 viviendas!!! de La Remonta. Ahora, cuatro años más tarde, desprecia las capacidades del PRC, de las que muchos dudan en unas Generales, pero que después de visto lo que pasó en las autonómicas, es cuando menos un “calentón”.

Ya veremos si pasa factura. Por si acaso Revilla ya ha salido hoy a subrayar que votará a Zapatero (orgasmante noticia por todos conocida) pero que a Blanco, que le den concurso (coitus interruptus y esperadus).

En las filas populares, Sieso “El Prudente”, siempre con su fiel escudero Diego “El Corregidor del Prudente”, ha tirado también del gran activo de futuro de la pandilla de Joaquín Costa, De la Serna “El Chiquillo”.

Y el chiquillo, bastante desocupado, por aquello de que no tiene un chavo, y hasta la segunda mitad de la legislatura no endeudará las arcas municipales, para así poder hacer “cosas”, se dedica a morder la presa que le pusieron recientemente frente a la Casona, La Remonta y su concurso de ideas.

La cosa no da para demasiado, si no fuera porque la indiscreción que la Salgado “La candidatiña”, ha permitido rizar el rizo con un concurso de ideas que se decidirá cuando Gobierno y Ayuntamiento se pongan de acuerdo, ya que Defensa aceptará lo que digan, tal y como dicen las bases del pre-convenio firmado hace unos meses.

Un panorama de perfil bajo, rebajado aún más porque nuestra impresentable clase política no ha sido capaz de darnos un tedioso y aburrido, pero también necesario, debate electoral entre Sieso y Salgado.

Eso al menos hubiera clarificado algunas cosas y nos evitaría esta dinámica declarativa, adaptando agendas de mala manera y con nocturnidad para tener siempre cerca a un plumilla que cuente la penúltima ocurrencia para embarrar el campo.

A ver si llega pronto el domingo.


Archivos

Flickr Photos

Tokyo

Moke Lake

HUMMER

Más fotos

Top Clicks

  • Ninguna

Blog Stats

  • 44,524 hits