Lo llaman política

Posts Tagged ‘debate

…¿o era al revés?

Lo cierto es que después de una semana de pasión, con La Remonta y el polvorín socialista, lo que llevamos de esta parece que a cuenta del debate de investidura, apenas pasa nada más.

Revilla, que está desaparecido por estos lares (pero en abierto para toda España en Buenafuente) no se ha pronunciado, que yo sepa, sobre lo que está pasando en el Congreso, y es el único, ya que PP y PSOE sí que han abierto lo boca.

Es lógico, les toca, aunque lo cierto es que no han sido nada originales. Lola le ha concedido el beneficio de la duda con la boca pequeña al discurso de Rajoy. María José Saenz de Buruaga por su parte… ni eso. Ni un centímetro, ni una mota de aire para el contrario.

Ayer, en una tertulia radiofónica, me decía Rafael Pérez Tezanos (PRC), que no es especialmente optimista sobre la legislatura. No confía demasiado en las intenciones de unos y otros para pactar. Si lo dijera otra persona cogería el razonamiento con pinzas, pero siendo él una persona que suele llamar a las cosas por su nombre, me recorre un sudor frío solo de pensar que podemos caer en otros cuatro años a cara de perro.

Se puede pensar que el que ambos líderes hayan salido reforzados (sobre todo ZP) de la cita electoral, en cuanto a número de votos (ya que la derrota es la derrota Mariano), puede llevar a entender que ambos, cada uno a su manera, tenían razón, y se van a enrocar.

Espero que no, y prefiero quedarme con el descenso del voto nacionalista radical, que debe llevar una señal inequívoca de entendimiento entre las grandes mayorías.

Yo prefiero ser optimista… aunque Rafa suele tener razón.

Anuncios

A pesar de las tres horas y media de duración, el pleno de ayer no ha sido el más tedioso de los que he presenciado, aunque sí bastante previsible en términos generales.

Se salió del guión el popular Luis Carlos Albalá, que quiso castigar a los presentes con ¡más de una hora de debate! sobre el Plan de Puertos. ¿Es que los debates deben ser más cortos? No, no es eso oiga, es que resulta que estaban todos de acuerdo, y PRC y PSOE, con buen criterio, no tenían ni puñetera gana de debatir sobre consensos, y menos aún sobre disensos forzados. Lógica la apelación de Martín Berriolope a los Derechos Humanos, el debate iba contra toda lógica y contra la salud mental de los presentes, de eso no hay duda.

Curioso fue también el debate sobre el Archivo y Biblioteca de Cantabria, en el que se mezclaron las contradicciones del PP (que después del desastre de la Filmoteca, queda muy tocado para hacer lo propio con las pelotas de Marcano), con los continuados intentos del Consejero de Cultura por recordar que la obra era de los tres principales partidos de la región y que en breve podríamos disfrutar de ella. A eso hay que añadir sus continuas referencias al romance, tórrido, intenso y apasionado que mantiene unidos en una suerte de menage a trois a Marcano, De la Serna y Torrellas, con la gestión cultural de Santander como disculpa. De tan empalagoso con el tema Marcano se pasa, y hasta provoca el efecto contrario, ¿qué estarán tramando estos tres?

Los depósitos de CO2 volvieron a la Cámara en un debate que la demagogia del PP y la falta de conocimientos técnicos de sus señorías, sirvieron para banalizar el tema entre monóxidos, dióxidos, gaseosas, y burbujas de champán. Es un debate mal llevado, necesario, pero mal llevado, ya que deberían ser los expertos quienes con serenidad y lenguaje pegado a la calle explicaran para qué sirven esos depósitos, cómo funcionan, su seguridad, sus beneficios, sus peligros…

Y para cerrar La Remonta, con una batería de preguntas que dividiría en dos fases. La primera con un atropellado Kiko Rodríguez Argüeso, que al dar con un muro de hormigón (Gorostiaga) se desesperó en busca de un gesto de complicidad entre los bancos de la oposición, la presidencia de la cámara, o el del carrillo de los helaos.

La actitud de Gorostiaga, fue de pasotismo. Eso no quita para que no puede disimular la gran cagada que ha provocado esta mini-crisis, que por mucho que se saque de quicio, acabará con un acuerdo a tres, y con el hermano de Pesquera buscándose la vida en otros lares, no puede ser de otra forma.

Decía que la cosa se dividió en dos partes, ya que en el rush final, en la última pregunta, cuando Kiko ya no podía más, con los nudillos rotos de golpear la pared sin conseguir nada de nada, salió El Chiquillo, que una vez más volvió a dejar claro que está a años luz de la mayor parte de quienes conforman este nuestro Parlamento. En unos minutillos volvió a encaminar el debate, nos puso a todos en antecedentes, y le puso la muleta a Gorostiaga… era la última oportunidad. Pues no pudo ser, porque al final, dos no debaten si uno no quiere, y a Gorostiaga el debate no le interesa, aunque sí que se solucione todo este entuerto para empezar a construir las viviendas cuanto antes.

Así que tras dejar claro que el debate no iba con ella, se marcó una frase que dará que hablar: “si fui capaz de convencer a Piñeiro, ¿cómo no voy a ser capaz de convencer de De la Serna? Razón no le falta.

España ha tomado dos decisiones en una durante este fin de semana, tener un Congreso serio y reírse a base de bien de Eurovisión.

Me alegro por el Chikilikuatre, porque este festival hace años que no se merece más. Gane o no, nosotros ya hemos ganado.

En las elecciones generales Zapatero tiene una mayoría algo más sólida, y Rajoy refuerza su liderazgo… en la oposición. Los analistas de derechona escupen con asco que ZP se ha hecho con los votos de los radicales. ¿Y? ¿Cuál es el problema? Mejor que esos votos estén con Zapatero que no con chikilikuatres que hacen inútil el voto, haciendo emboscadas parlamentarias que solo buscan desgastar, o quemando fotos del Rey (virtuales o no), que no veas tú que gracia hace.

Tenemos un Congreso que es coherente con nuestra realidad nacional, con dos partidos grandes que son más grandes, y concentrando el voto de castigo en el partido de Rosa Díez, ya que el resto de formaciones se han mantenido en sus escaños en mayor o menor medida.

Aquí, en la tierruca, varios titulares de urgencia. El efecto Revilla es como las meigas, nadie lo admite, pero haberlo haylo. El PP ha ganado, sí, pero ha perdido 8.000 votos. El PSOE ha perdido, sí, pero ha ganado 9.000 votos. Es decir, 17.000 votos menos de distancia. ¿Pueden estar de celebración en Bonifaz? Sí, porque el PSOE ha mejorado en Cantabria y ha ganado en España. ¿Por alguna otra razón? No, ya que la campaña han sido las fotos de ZP y las cuatro apariciones de Revilla. Nada más.

En Joaquín Costa ¿pueden celebrar la victoria? Sí, pero con sidriña mejor que con cava, ya que en España han perdido, y aquí las distancias se acortan. ¿Culpa del partido de Rosa Díez? En parte, pero hay que recordar que se trata de un partido de izquierdas que ha sumado 5.000 votos, no 8.000, y desde luego, no todos del PP.

Hay materia para reflexionar aún más. Así que, adelante.

A estas alturas del partido es prácticamente imposible distinguir entre fantasía y realidad, con toda nuestra clase política lanzada a una carrera que te lleva a La Moncloa, o a la crisis.

Puede que sea uno de los beneficios del cambio de legislatura, que se dejarán ciertos temas recurrentes que han enfangado la lucha política, y al menos uno de los grandes partidos deberá hacer reformas internas para replantearse su estrategia.

De eso se trata, si es válida la huida hacia delante de Zapatero en determinados consensos, o si por el contrario hay que quedarse con las orejeras de Rajoy en diversos disensos.

Aquí mientras tanto nos movemos entre los orgasmos de Zerolo, con Zapatero, pero también con Revilla, que se apunta a cualquier bombardeo socialista… menos con Blanco, don Jaime, que en cada campaña electoral tiene siempre “la frase” que marca los siguientes cuatro años.

En 2004 fueron las ¡¡¡5.000 viviendas!!! de La Remonta. Ahora, cuatro años más tarde, desprecia las capacidades del PRC, de las que muchos dudan en unas Generales, pero que después de visto lo que pasó en las autonómicas, es cuando menos un “calentón”.

Ya veremos si pasa factura. Por si acaso Revilla ya ha salido hoy a subrayar que votará a Zapatero (orgasmante noticia por todos conocida) pero que a Blanco, que le den concurso (coitus interruptus y esperadus).

En las filas populares, Sieso “El Prudente”, siempre con su fiel escudero Diego “El Corregidor del Prudente”, ha tirado también del gran activo de futuro de la pandilla de Joaquín Costa, De la Serna “El Chiquillo”.

Y el chiquillo, bastante desocupado, por aquello de que no tiene un chavo, y hasta la segunda mitad de la legislatura no endeudará las arcas municipales, para así poder hacer “cosas”, se dedica a morder la presa que le pusieron recientemente frente a la Casona, La Remonta y su concurso de ideas.

La cosa no da para demasiado, si no fuera porque la indiscreción que la Salgado “La candidatiña”, ha permitido rizar el rizo con un concurso de ideas que se decidirá cuando Gobierno y Ayuntamiento se pongan de acuerdo, ya que Defensa aceptará lo que digan, tal y como dicen las bases del pre-convenio firmado hace unos meses.

Un panorama de perfil bajo, rebajado aún más porque nuestra impresentable clase política no ha sido capaz de darnos un tedioso y aburrido, pero también necesario, debate electoral entre Sieso y Salgado.

Eso al menos hubiera clarificado algunas cosas y nos evitaría esta dinámica declarativa, adaptando agendas de mala manera y con nocturnidad para tener siempre cerca a un plumilla que cuente la penúltima ocurrencia para embarrar el campo.

A ver si llega pronto el domingo.


Archivos

Flickr Photos

Top Clicks

  • Ninguna

Blog Stats

  • 44,561 hits