Lo llaman política

El fin de ‘La Unión’, por Corbanero

Posted on: mayo 30, 2008

Definitivamente, a partir de hoy la pluralidad del panorama político de nuestro país sufre un nuevo revés. Tras la desaparición – no confirmada oficialmente pero sí en la práctica – del Conceju Nacionaliegu Cántabru, único partido nacionalista cántabro legal que defendía tácitamente la identidad nacional del pueblo cántabro pues bien, ahora conocemos – aunque ya se barruntaba por ahí fechas atrás- que el jovencísimo y novedoso partido con nombre de grupo musical ‘La Unión’ se diluye ahora entre las filas del emergente Centro Democrático y Liberal (CDL) presidido en Cantabria por Carlos Blanco.

Todos sabemos de que pie cojeaba LU – LULU cariñosamente para los viejos bloggeros – y lo mal que se lo montó el pobre Sebrango para levantarlo. Primero, con comunicados en la prensa de algún familiar de compadreo ideológico clamando a los cuatro vientos que Cantabria es/era una foto fija en el tiempo, un invento identitario y socilógico de cuatro pelagatos en los albores de nuestra democracia. Segundo, rodeándose en un hotel presentando las bondades de unirnos a otra región, luchar contra los nacionalismos regionales y salir de nuestro desvarío cantabrista con dos miembros de un partido separatista castellano (el PNC) que quiere sacar a la región vecina de Castilla y León de España. Y tres, de practicar la ‘militancia de listín telefónico’ y permitir que viejas glorias de la UPCA del Horchi & cía copasen importante cargos de decisión que definitivamente esclarecían la meta final de esta nueva entidad política.

Nada tengo en contra de Rafa Sebrango, ni mucho menos. Primero porque a este señor nadie le ha regalado nada, vive honradamente -que se sepa- de su profesión liberal y hay que reconocerle que todo el trabajo de La Unión y ese esperpento de organización de viejos cornetillas de la cabra llamada AICC se lo ha comido el solito. Es más, posiblemente le compadezca por la gentecilla que habrá tenido que aguantar, leyendo como todos hemos leído algunos de los textos y comentarios con los que poco a poco han ido erosionando aun más la credibilidad e imagen de esta iniciativa.

Quizás el error fue pretender crecer demasiado rápido, quien sabe. Eso sí, cualquiera que haya conocido un poquito al menos la política puede entender perfectamente lo que ha sucedido con LU y lo que Sebrango puede pretender con su incorporación al CDL, al igual que ya hizo junto al ‘acaparador’ exconsejero SuperGallejones (sí, aquel que vitoreaba junto a Hormaechea en Cabezón que Cantabria tenía que ser independiente de España y solo respetar al Rey) utilizando las siglas de un partido moderado para registar un mensaje de un calado político trasnochado, desconocedor de la realidad sociopolítica española y cántabra por ende.

La Unión se ha convertido en el definitivo ‘chiste’ del regionalismo cántabro, pasando desde ahora a ser la eterna disculpa del cantabrismo para hacer las cosas mal : ¿ esa es vuestra alternativa, los maquetucos del SuperG con el Sanchez S. ? etc, etc. El fracaso del nacionalismo castellano de LU no justifica de ningún modo el esperpento diario de un regionalismo cántabro acomodado en el poder, lleno de prepotencia y que está colaborando de manera activa en el proceso de aculturación identitaria del pueblo montañés de manera integral, aunque esto es cuestión de otro debate.

El caso es que con las bajas del Conceju – reitero, sin confirmar oficialmente pero off en la práctica- y La Unión, el panorama político cántabro se centraliza aun más en el Pensamiento Único aberrante que ya ha conquistado otras regiones de evidente paralelismo a la nuestra como Asturias o Valencia y reitero que lo considero una auténtica pena como demócrata que soy, porque La Unión de los últimos tiempos si parecía emitir un mensaje cabal y razonado, pero sus inicios ultranacionalistas (suprimir nuestra administración que da empleo a miles de familias cántabras) asustaría a cualquiera con dos dedos de frente y eso fue lo que definitivamente derrumbó ‘el invento’.

Un saludo cordial a todos los blogeros de ‘Lo llaman política’.

Anuncios

11 comentarios to "El fin de ‘La Unión’, por Corbanero"

Por cierto, hoy LULU desmiente la información proporcionada por el CDL. Ayss, menudo cacao mental que se arman.

No creo que Rafa Sebrango se embarque en ese viaje. El CDL es un invento tras la desaparición del CDS en las fauces del PP. Sus listas, con todo el respeto pero con conocimiento de causa, en algunos pueblos son como mínimo curiosas, Comillas por ejemplo.
En cualquier caso el lunes hablaré con él pues yo también ando intrigado y si me permite usar la conversación os la trasladaré.
¡Fíjate! me pega más el titular de Cantabria Confidencial donde les pone cerca del partido de la Diez, para posteriormente hacerse la picha un lío con el CDL ,la Unión y UPyD, el que desmiente, miente y se integra……… 🙂

bienvenidos los cuatro votantes de LU al maravilloso mundo del PP y su eterno viaje al centro…pasen y vean…

Yo creo que lo nacionalista nunca ha cuajado por aquí y que le centro, tanto aquí como a nivel nacional, le queda bastante para salir a flote, lejos de ser emergente.

Saludos,
JP

Historias de JP

Corbanero, espero que el final de tu post no sea una despedida… que suena como tal.
Me cuesta mantener el equilibrio y la mesura cuando hablo de La Unión y su “proyecto a largo plazo”.
Nunca una opción tan minoritaria en la sociedad había tenido tanto eco en algunos medios de comunicación. La única encuesta que vale, coincido con Revilla, es la que se produce cada cuatro años, y La Unión no es ni siquiera una anécdota en nuestro panorama político.
Empezaron mal… y no saben ni como acabar. Son absolutamente esperpénticos.

Hola Oscar (y todos en general, Quique & cía) no , no es una despedida, pero si bien es cierto que ultimamente ando algo liadillo y falto de tiempo para escribir.

También es que poco hay de que hablar… per esto de La UNión entretiene, para que no decirlo. Y como bien dices, su dimensión mediática desorbitada para su minoritaria y sectaria fuente ideológica vino favorida por la vinculación de ciertos ‘oradores’ de inadaptados castellanos , habituales tocapelotas de nuestro autogobierno en tribunas oratorias de la cope y del dm. Todos conocemos sus nombres y sus trayectorias, algunas de ellas cobrando a cuenta del heraldo autonómico cántabro en su día con la boquita cerrada y ahora que ya no se gorronea, por berreando de la misma.

En definitiva, que como yo pensaba LULU se convirtió en la heredera de la UPCA de Horchi y pese a moderar su mensaje, tuvo en las pesadas elecciones menos apoyos que los que defienden la independencia de Cantabria de España.

En fin.

Seguro que no acaban también como acabaron los de IDCAN, que eran 4 amigos. Se disuelven para entrar en el PSOE y los 4 amigos entran directamente al “cielo”. Vaya con los comunistas, no he visto una desintegración tan provechosa, me temo que los de “La Unión” no tendrán tanta suerte.

Laura 🙂

http://www.soidercan.wordpress.com

Los de Castilla me dan lo mismo, pero no me da lo mismo lo del Conceju.

No comparto muchas de sus peticiones, pero la pérdida de diversidad política tan cántabra como esa siempre es una lástima.

EL CNC (Conceju) es un proyecto que nació muerto. Lo de las reclamaciones territoriales es algo que no tiene nombre.

Afortunadamente, el Conseju no murió y ahora parecer que va a ser reflotado.

¿Que opinais del Frente Nacional? Últimamente veo mucha de su propaganda por la calle, aunque nada en prensa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

Flickr Photos

Selsey Life Boat Station

Petit azuré

Fallen

Más fotos

Top Clicks

  • Ninguna

Blog Stats

  • 44,525 hits
A %d blogueros les gusta esto: