Lo llaman política

EL FLAUTISTA, por Oscar Sin Nick

Posted on: mayo 9, 2008

Hoy he visitado el presunto Parque de Las Llamas acompañando al alcalde y a su enorme séquito en un acto de naturaleza difusa, pero que creo que al final ha cumplido su principal objetivo.

El flautista ha conseguido la foto, la imagen, el ruido, que quería, las asociaciones de vecinos su protagonismo, los colegiales media mañana sin clase, y los periodistas, unas declaraciones… después de todo.

Si uno lee la convocatoria detenidamente, no encuentra por ningún sitio referencia alguna a que no seríamos unos cuantos, sino un par de cientos los acompañantes del flautista. “Visita del alcalde al Parque de Las Llamas”, suele ser algo así como, nos damos una vuelta con el alcalde por el parque y nos cuenta su vida.

Lo de esta mañana ha sido una feria de ganado humano, en la que se subastaba la mejor foto, el mejor plano, el gesto más oportuno, para los ojos tanto de los presentes como de los que entre hoy y mañana lo vean o lo lean en teles, periódicos o interné.

¿Había noticia? En parte sí. Después de un año de apertura parcial, el Engendro de Las Llamas, mal llamado Parque, ya está acabado, al menos en su primera fase. La noticia es que está acabada esa primera fase, y que ahora, Ayuntamiento y Gobierno deberán hacer cuentas para establecer el coste final y lo que asume cada uno.

El Gobierno, sí estaba invitado, pero no han querido ir. Han puesto la mitad del dinero y el desgaste político, mientras que el flautista ha puesto sus carteles, se ha hecho las fotos, y ha obtenido el reconocimiento social, sobre todo de aquellos que jamás han salido de España para ver lo que es un parque de verdad… y no esto.

Este discurso mío suena quizás a ecologista, pero realmente no pretendo que lo sea. Excepto en Blade Runner y Aeon Flux, nunca había visto semejante Engendro (mal llamado parque). Una infraestructura cara de hacer y más aún de mantener, aunque hoy había quien se hartaba de repetir que a este parque, en quince años, no va a reconocerlo ni la madre que lo parió.

¿Méritos? Sí que los tiene, claro que sí. Donde antes no había más que mierda al menos hemos enterrado millones de €uros, lo que le da al Engendro (mal llamado parque) un lustre que antes no tenía.

¿Disfrutará la gente del Engendro (mal llamado parque)? Desde luego que sí, ya que tiene muchos atractivos, y más aún cuando alguien se lleve el caramelo de la cafetería+ludoteca.

¿Se podía haber hecho otra cosa? Por supuesto, por menos dinero y sin ninguna originalidad podíamos haber aspirado a cualquiera de los modelos de grandes parques europeos, incluyendo El Retiro, que es de aquí y con ayuntamiento del PP. Lo que pasa es que aquí nos gusta el cemento, que le vamos a hacer.

Si hay segunda parte el Gobierno no descarta participar de nuevo, pero anteponiendo otro modelo. Así se lo van a poner que ni pintao al flautista, que les volverá a llevar a un callejón sin salida con argumentos como la ruptura de la unidad ambiental y paisajística del parque, o que igual derecho a determinar el modelo tenían en la parte abierta como en la futura.

Creo que haga lo haga, el Gobierno ya está perdido… y el flautista lo sabe, por eso sonríe.

Anuncios

15 comentarios to "EL FLAUTISTA, por Oscar Sin Nick"

Se debiera crear una comisión que estudiase la formación de un cónclave para que este, tras consultar a los expertos, definiese “parque acabado”……….

… a lo que podríamos sumar otra comisión de inauguraciones, con una sub-comisión de apertura parcial, otra de visitas, presentación a los medios, y paseo en loor de multitudes.

En dietas nos íbamos a forrar.

El Chiquillo es un fenómeno.
Increíble, como haciendo todo tan mal puede tener una imagen de super gestor que lo hace todo bien.
A no ser que el Ayuntamiento declare quiebra, hay alcalde para muchos años. Lo dicho, un fenómeno.

¿alguien sabe la razón para que se esté extendiendo el cemento de esta manera por Santander? porque yo no he encontrado a nadie a quien le guste, como mucho les parece… bueno, pasable, no esta mal, está mejor d elo que estaba… pero alguien realmente convencido no he visto.
¿Tenemos algún comisionista de una cementera de por medio o es simple y llanamente que es el gusto del arquitecto municipal y los demás nos lo tenemos que comer con patatas?

Discrepo en lo de que aquí nos gusta el cemento.

El parque de Las Llamas es un proyecto personal del chiquillo. A su gusto y a su manera, no a la de los santanderinos.

Hay un plan urbanístico para Santander para los próximos años que cualquiera puede ver y consultar (el PGOU). Éste plan describe como será la ciudad en materia urbanística de aquí a varios años, hasta urbanizar todo el área del municipio.
No he visto, leído ni oído un debate abierto y en profundidad sobre éste plan. No he visto a nadie discrepar o preguntar en serio y contundentemente sobre el futuro del ordenamiento urbano, pedir más espacios verdes, zonas industriales, normas estéticas de los edificios… en fin, proponer otra forma de desarrollo para Santander que no sea el enfocado al turismo (playa y toros).

Tomasín, fíjate que hasta en eso creo que tendrá suerte, y antes de que arruine al consistorio saldrá adelante el pacto local que dará más financiación y estatuto de capitalidad. Si no es así, venderemos los autobuses.

Dondado, no lo sé, pero es preocupante que la tendencia sea siempre la misma y nadie se queje, o al menos no se vea esa queja en ningún sitio.

Ricardo A., discrepo en lo de que el parque es un proyecto personal del flautista. Creo que es imputable a Piñeiro. Coincido en lo demás, tienes razón, es preocupante colmatar el suelo que nos queda sin el debate adecuado, aunque ya sé la respuesta de quienes promueven el nuevo Plan: se cumple la ley, se ha presentado a los ciudadanos en carpa electoral, y las asociaciones de vecinos están encantadas (en Santander, como siempre).

Te equivocas, las asociaciones de vecinos han alegado contra el PGOU, al igual que el colegio de arquitectos, el de ingenieros de caminos, arca… Lo que pasa es que entre la carpa electoral y los publirreportajes semanales de EDM lo único que nos han hecho llegar a los ciudadanos son las pocas cosas positivas (aunque no vinculantes) del PGOU.

Alegar no es debatir, es cumplir un trámite administrativo.

¿Y qué manera tienen entonces de debatir con quien sólo se sienta a la mesa para lloriquear? Aparte de las alegaciones, que son la única participación pública legalmente exigible, se han mandado cartas al director, algunas de ellas muy interesantes. La diferencia es que sólo las bravuconadas del chiquillo son consideradas “noticias”.

pues también se lo imputaremos a Piñeiro, a quien ya sabemos que le gustan los árboles exóticos. Además, es verdad que la idea de hacer un parque en Las Llamas viene de hace mucho tiempo atrás. Muchos años ha costado reunir todas esas fincas mediante compras, permutaciones, ¿expropiaciones? y es una labor que alabo a los tecnicos y repsonsables. Pero por lo que sé, el diseño del parque es de un estudio de arquitectura de Barcelona llamado Battle i Roig. Casualmente éste estudio tienen algún tipo de relación con Apia XXI, que casualmente es donde el chiquillo hizo sus pinitos profesionales al terminar sus brilantes estudios universitarios.

Una alegación la puedo hacer yo también. Alguna me ha tocado hacer en otro ayuntamiento haciendo sugerencias sobre aspectos concretos.
Pero me refiero a abrir un debate mucho más profundo sobre el tipo de ciudad que queremos. No dejarnos llevar por los gustos, intereses y chanchullos del gobernante de turno.

Anónimo, te entiendo, pero Ricardo A. lo explica mucho mejor que yo.

Las que yo comento son alegaciones sobre el modelo de ciudad, no sobre aspectos concretos.

En lo que sí estoy de acuerdo es en que falta un debate político que implique al menos a los grupos con representación en el Ayto: al PRC sólo le interesa el suelo industrial, y Cabezón está a por uvas.

En el fondo, creo que todos comparten el modelo del alcalde, que se basa en un único principio: hacer lo más ricos posibles al mayor número posible de propietarios de suelo. Cualquiera que esté familiarizado con la política municipal sabe que ese principio es compartido por todos y cada uno de los alcaldes de esta bendita región.

Además del principio que comentas está el principio generalizado en política de la ignorancia. No se planifica se improvisa.
Yo soy partidario del cemento pero en pistas de balonmano, futbol o baloncesto……..
Saludos cordiales

Esta claro que ese parque podía haber sido otra cosa… quién sabe si algún día se puedan modificar algunos de sus aspectos más lamentables, como las jardineras. Pero en el fondo este parque es coherente con el modelo de ciudad que llevan desarrollando quienes la gobiernan y son votados cada cuatro años. En resumen es el parque que quieren la mayoria de los santanderinos por activa o por pasiva, y al resto ya sabemos lo que nos toca patalear, alegar… y volar con Ryanair para ver paisajismo de calidad.

Así son las cosas Siluro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

Flickr Photos

Top Clicks

  • Ninguna

Blog Stats

  • 44,543 hits
A %d blogueros les gusta esto: