Lo llaman política

TA BARATO TA BARATO, GIMME TWO GIMME TWO, por Oscar Sin Nick

Posted on: abril 17, 2008

Aunque no me prodigo demasiado en estos menesteres, hoy quería hacer una breve reflexión sobre un fenómeno emergente que está dejando a las claras cuál es el verdadero nivel del columnismo regional, en franca expansión. Franca, y hasta desorbitada.

El nacimiento de El Mundo Hoy en Cantabria ha traído aparejados varios fenómenos que están cambiando ciertos clichés, removiendo conciencias y modificando la línea del horizonte, que ahora, aunque más definida, sigue en una nebulosa, antes por la inacción ahora por el ruido, mucho mucho ruido.

Si antes el problema era que opinaban diez,  sobre tres o cuatro cosas, ahora hemos llegado a la vulgarización del columnismo, al todo vale, todo cabe, nada sobra… tanto tanto ruido.

Frente a dos o tres columnistas acostumbrados a opinar con criterio, y muy leídos, tenemos toda una fauna de imposible clasificación que incluye periodistas, ex-periodistas, no periodistas, así como las más diversas profesiones, procedencias, y alguna que otra ideología (habitualmente la misma), cuando esta sobresale, que no es siempre.

Destacaría la página dos de El Mundo (Hoy en Cantabria), y La Marea del DM, que reflejan, salvo honrosas excepciones, los mejores ejemplos del cajón de sastre opinativo en el que se está convirtiendo, como decía más arriba, la cosa esa de opinar.

Decía John Stuart Mill, que las columnas de los periódicos no cambian la mentalidad del público lector. Lo que hacen es confirmar la que ya tienen. Confrontando ese razonamiento con el panorama actual que padecemos, podríamos concluir que tras leer ciertas cosas no cambia tu mentalidad, pero sí es posible que lleguemos a plantearnos si merece la pena pagar por ellas.

No es cuestión de opinar o no opinar, ni siquiera de filtrar a quien opina o no sobre un tema, o mirar su DNI. Se trata de algo tan simple como tener algo que contar, que tenga interés, que no caiga en lugares comunes, que nos abra ventanas y no que nos adorne las que ya tenemos.

Señores columnistas, hay gente al otro lado de la página que emplea una parte de su tiempo en compartir con ustedes tinta y papel. No nos jodan.

En algunos casos, muy concretos, y claramente identificados, sí sería necesario cuestionar las capacidades lingüísticas y literarias del opinador, vamos, que sepa escribir.

Y es que, no basta con colocarse en la solapa, sin luz y ni taquígrafos, la etiqueta de periodista… que a alguno… le queda muy grande y bastante lejos de sus capacidades.

Creo que “me se entiende”.

Anuncios

13 comentarios to "TA BARATO TA BARATO, GIMME TWO GIMME TWO, por Oscar Sin Nick"

Soy una de esas personas a las que aludes, “gente al otro lado de la página que emplea una parte de su tiempo en compartir con ustedes tinta y papel” y pienso igual que tú como muy bien dices hoy. Solo que no soy periodista aunque conozco a muchos/as que piensan como tú. El todo vale en vuestro mundo roza ya el surrealismo. Cualquiera es “opinador” y columnista y como bien dices tiene el morro de llamarse periodista. Pero claro, lo de siempre, se les da cabida en los medios, y en más de uno, por desgracia…

Vaya por delante que no estoy diciendo que haya que ser periodista para escribir una columna.
Lo que ocurre es que hay casos, conocidos por toda la profesión, de algún columnista, sin mayor oficio ni beneficio que se define periodista por escribir columnas.
Es una de las aristas de mi comentario, pero no es la única.

Creo que el tema de la opinión cada vez debe estar más abierta, más en plan 2.0 o colaborativa como lo quieras llamar, tal y como hacemos en el blog. El problema es cuando ese cambio de modelo se pone en un medio tradicional de lectores tradicionales, que no entienden de opinión colaborativa, sino de la de toda la vida, desde un púlpito, y entonces hay que tener cuidado con qué se sube ahí.

Otra cosa, el tio del anuncio del ta barato ta barato es Abellán?

De acuerdo. No es lo mismo.
Es más, si no se cuida, cosa que evidentemente no se hace, se vulgariza el género de la opinión en el formato tradicional.
La 2.0 es otra cosa, y ahí caben más cosas, se puede contrastar con el opinador y confrontar tus opiniones con las suyas… en fin, lo ya conocido por quienes estamos en la blogosfera.

Lo que me preguntas de Abellán no lo sé. Creo que no es él. De todas formas, en cuanto sepa más te lo digo.

En el mundo 2.0 hay una intención de compartir. En las ediciones impresas se trata de crear o reforzar opinión.
Por eso en el mundo 2.0 lo de menos es el autor, siempre importan al menos en la misma medida los comentarios.

En cambio, en las ediciones impresas yo espero a personas con algo de conocimientoque ofrezcan reflexiones novedosas y aportaciones intelectuales elaboradas.

Un buen ejemplo de alguien que sí cumple -en mi opinión- estos requisitios–lo encontramos hoy mismo en La Marea de Guillermo Balbona, hay quien todavía estoy por leer un artículo de opinión suyo que no me guste o que esté mal escrito. El ejemplo malo de hoy está justo a su lado.

Respecto de lo que dices de los columnistas que no saben escribir, también podíamos hablar de periodistas y periodistos (de los que hacen artículos) que ni saben hilar una frase ni poner una coma, y que habitualmente no saben de qué están hablando y se les nota.

Yo soy de ciencias, pero me gustaría mandar mi CV al periódico más vendido de la región, porque o no tiene corrector o es un niño de 10 años.

Tiene que haber de todo, pero creo que en las redacciones de los medios de comunicación regionales, en términos generales el nivel es bueno.
Hay médicos malos, abogados malos o arquitectos malos, pero por mucho que les envíe mi curriculum a sus respectivas empresas, a mí no me van a contratar.
Es un debate el que propones que tiene muchos matices, y en el que habría que poner sobrel a mesa no sólo la capacidad del periodista sino los medios y el TIEMPO que tiene a su disposición para currarse un tema.
Hazme caso, el nivel aquí es bueno, pero hay de todo lógicamente, como en cualquier profesión.

El tema es interesante para reflexionar un poco. Yo, que no soy periodista y fuí por ciencias, núnca esperaré estar a la altura del que tomo el camino opuesto si al arte de escribir se refiere. Hoy en día cualquiera tiene medios para decir algo, la diferencia está en quien presta atención. A mi me gusta leer a A. Pérez Reverte, pues tiene una visión de la vida y de lo vivido que admiro, aunque hay veces que no comparto su opinión, pero si que es un artista de la letra, académico nada menos…
El tiempo es limitado y estamos en una era digital. Se impone la democracia del intelecto ciudadano, la televisión es un reflejo del mismo, y el que busca el saber y la calidad sabe donde buscar por que al final todo es cuestión de gustos.

En una sociedad en la que el peón sabe más que el albañil, este más que el jefe de obra, el susudicho más que el aparejador y este más que el arquitecto……… dificil está el asunto 🙂

A ver, yo no mandaría mi CV como redactor, sino como corrector ortográfico y gramatical y asesor para aspectos científicos (no es que sea una eminencia, pero con mi limitado conocimiento todos los días pillo errores bien gordos).
Vale que todos podemos meter la pata al escribir, pero antes de publicar el periódico podían pasárselo a un corrector en condiciones, no creo que eso les vaya a costar mucho y se ahorrarían hacer el ridículo un día sí y otro también. Por poner un ejemplo de hoy mismo, en la noticia siguiente:
http://www.eldiariomontanes.es/20080418/cantabria/denuncia-modificacion-usos-psir-20080418.html
me encuentro la palabra ‘paradógicamente’, que a mí no me la pasa ni el corrector del word.

No sé si en las redacciones de Madrid hay mejores periodistas o símplemente tienen más medios para revisar lo que se escribe, pero rara vez las he visto tan gordas en El País o El Mundo.

Es una “paradoga” de difícil digestión, lo confieso. La revisión de los textos, y más en un periódico, no tienen disculpa. No es cuestión de medios.
Discrepo en lo de no verlas gordas en esos dos periódicos, precisamente. También las lían.

P.D: Te nombro asesor científico de este blog. 😉

[…] que a veces adecenta una columna que muchas otras adolece de dirección y criterio, aunque de eso ya he hablado otra vez, y no es ese el objeto de este […]

This is actually appealing, You’re an too much experienced tumblr. I have got registered a person’s nourish and show off forward to in search of more of your current great write-up. In addition, We’ve shared your internet site within my myspace

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

Flickr Photos

Top Clicks

  • Ninguna

Blog Stats

  • 44,563 hits
A %d blogueros les gusta esto: